¿Por qué es importante?

Las vulnerabilidades detectadas en el DNS, junto con los avances tecnológicos, han reducido en gran medida el tiempo que necesita un atacante para forzar cualquier paso del proceso de búsqueda del DNS y, por lo tanto, tomar el control de una sesión para, por ejemplo, dirigir al usuario a sus propios sitios fraudulentos con el objeto de obtener los datos de su cuenta y contraseña. La única solución a largo plazo para esta vulnerabilidad es la implementación integral de un protocolo de seguridad denominado Extensiones de seguridad del DNS.