Implementando IPv6

Antes de iniciar con la implementación de IPv6, será de mucha utilidad adquirir una buena base de conocimiento acercar del protocolo. No es necesario profundizar los más minuciosos detalles, como los campos de la cabecera de los paquetes, pero la información adquirida acerca de su operación de previo a la implementación será una herramienta para el resto del proceso. Organizaciones como Internet Society (ISOC), LACNIC, etc, por su activa participación en la comunidad de Internet, son una buena fuente de información y capacitación acerca de IPv6.

Los pasos que describimos a continuación pretenden dar una recomendación general y no un manual o procedimiento específicos. Toda implementación tendrá sus particularidades técnicas, administrativas, etc., que deberán solventarse caso por caso.

Inventario:

Es importante actualizar o crear un inventario de los equipos de red y dispositivos que se conectan a esta. Se debe saber en cuántos segmentos de red se va a implementar el protocolo, qué dispositivos operan en esos segmentos, cuáles de estos dispositivos tienen soporte para IPv6 y, quizá los más importante, cuantos equipos no soportan el protocolo y deberán actualizarse, complementarse o reemplazarse.

Podría parecer que IPv6 se debería implementar en toda la red, sin embargo, puede que resulte conveniente pasar por alto segmentos que no tienen intercambio de tráfico con redes externas, donde muchos dispositivos no soportan el protocolo o que estén prontos a ser retirados.

Al adquirir nuevos equipos con conexiones de red, debemos cerciorarnos que estén preparados para operar con IPv6, de forma que no se deban reemplazar nuevamente en el corto plazo o que los mismos se tornen en un retraso en la implementación de IPv6. Aún hay dispositivos en el mercado que no cuentan con esta capacidad, particularmente los que se ofrecen para los segmentos domésticos y de PYME.

La mayoría de los sistemas operativos de los dispositivos terminales (computadoras, teléfonos y tabletas) que operan en las redes hoy en día tienen soporte para IPv6 y en muchos casos, lo utilizarán prioritariamente. Pero no se debe dar por nada por sentado, pues algunos equipos pueden no incluir funciones específicas que pudieran ser necesarias. Se debe prestar especial atención a equipos que utilizan sistema operativos propietarios.

Plan de Direccionamiento:

Como la gran diferencia entre IPv4 e IPv6 es la casi increíblemente mayor cantidad de direcciones que ofrece IPv6, preparar un plan de direccionamiento conlleva un cambio de paradigma. En IPv4 al preparar la segmentación de una red, frecuentemente es imperativo recurrir a tecnologías como CIDR y direccionamiento RFC1918 con NAT, para preservar direcciones globales.

Por el contrario, en redes IPv6 la preservación de direcciones no es un tema prioritario.

Algunos detalles que se deben tener en cuenta incluyen

  • En la medida de lo posible es recomendable basarse el esquema IPv4 ya existente.

  • Para implementar la función de auto-configuración, un segmento de red debe tener una máscara de 64 bits. La auto-configuración puede reemplazar a DHCP como mecanismo para dar direccionamiento a los equipos terminales. Pero también pueden operar en forma complementaria.

  • Los prefijos anunciados a Internet mediante Border Gateway Protocol (BGP) deben tener mascara de no más de 48 bits. Esto es particularmente importante si se opera con dos o más conexiones a Internet provistas por distintos proveedores de Internet.

  • Se recomienda respetar las fronteras binarias (nibble boundary) cada frontera coincide con 4 bits que a su vez representan un digito hexadecimal, esto facilita la segmentación y representación.

Conectividad IPv6:

Un número importante de proveedores de servicio de Internet de Costa Rica aun no brindan a sus abonados direccionamiento y conectividad IPv6 con sus servicios. En los muchos casos, brindarán la opción sólo si el servicio es de tipo empresarial y si el usuario lo tiene como un requerimiento. Por este motivo, parte del proceso de implementación de IPv6 incluye la verificación de la disponibilidad del servicio por parte del proveedor de servicios. Al igual que al adquirir nuevos equipos, es muy recomendable que al contratar nuevos servicios de conectividad a Internet se tenga como requerimiento el soporte de IPv6 por parte del proveedor.

Despliegue sectorizado:

Al desplegar IPv6, es recomendable hacerlo primeramente en segmentos de la red pequeños y bien monitoreados, o incluso construir un segmento para pruebas, de forma que se pueda detectar la mayor cantidad de dificultades en su operación, antes de hacer el despliegue de forma general.