¿Qué es IPv6?

Internet Protocol Version 6 (IPv6) es la más reciente generación del protocolo de direcciones IP. La primera versión del protocolo IPv6 (RFC 2460) se publicó en 1998. Desde entonces ha experimentado varias actualizaciones, y el pasado 14 de julio del 2017, fue ratificada como un estándar por la Internet Engineering Task Force (IETF) como RFC8200.

La motivación para crear el protocolo fue solventar el eventual agotamiento de direcciones IPv4. Sin embargo, IPv4 continúa siendo el protocolo más utilizado, esto a pesar de que su capacidad de direccionamiento se estimaba estaría agotada a principios de esta década. Todo dispositivo que se conecta al Internet debe tener al menos una dirección IP “única” para que sea posible la comunicación entre ellos.

La ventaja más notoria de IPv6 sobre IPv4, es la longitud de las direcciones que pasa de 32 a 128 bits. Esto incrementa la cantidad de direcciones únicas de poco más de 4mil millones a más de 340 sextillones. Sin embargo, al crear IPv6 se tomaron en cuenta lecciones aprendidas de la operación de IPv4, por lo que se logró incorporar varias mejoras adicionales como la autoconfiguración, la incorporación del protocolo IP Security (IPSec), y una cabecera de paquete simplificada.

Dado el agotamiento de direcciones IPv4 de uso global, la implementación de IPv6 por parte de los operadores de redes, principalmente de proveedores de Internet, ha pasado de ser una recomendación a largo plazo a un requerimiento inminente.

La pila central de direcciones IPv4 que administraba la Assigned Numbers Authority (IANA) se agotó en Febrero del 2011. Conforme los bloques de direcciones IPv4 asignados a los Registros Regionales de Internet (RIR) también avanzan hacia el agotamiento, entran a regir más restricciones para otorgar los mismos, y se espera que pronto se dé un fuerte crecimiento en la cantidad de contenidos y servicios de Internet disponibles únicamente en IPv6.

El protocolo IPv6 permitirá que Internet continúe creciendo e incorporando cada vez más elementos de nuestros hogares, trabajos y demás ámbitos, dando espacio al denominado Internet de las cosos (IoT).